admin febrero 25, 2019

 

Las fechas en las que habitualmente se celebran las Primeras Comuniones ya están a la vuelta de la esquina. Y es que en líneas generales siempre suelen tener lugar en los meses de abril, mayo y junio, por lo que a muy poco de poner fin a febrero es un buen momento para cerrar los últimos preparativos de un día que promete ser muy especial para tu hijo.

 

Aunque no lo será solo para él, principalmente debido a que al evento también acudirán muchos otros asistentes, desde amigos del peque hasta familiares y otros conocidos. ¿Quieres hacer que para ellos resulte una jornada que guarden en su memoria con muy buen recuerdo por muchos años que transcurran desde la celebración eucarística? Para tal fin los detalles de comunión son altamente recomendables.

 

Al consultar un catálogo de recuerdos idóneos para este tipo de eventos se hace evidente una enorme variedad, por lo que puedes verte abrumado por una excesiva cantidad de productos que se encuentran al alcance de un par de clics. Si es tu caso y no sabes por qué artículos decantarte no dudes en seguir las recomendaciones que leerás a continuación.

 

Balones hinchables con emoticonos

 

Toda comunión reúne en el recinto en cuestión a un nutrido grupo de infantes. Innegablemente para ellos se trata de un día memorable en todos los sentidos, aunque con ciertos regalos en concreto para los invitados de temprana edad puedes hacer que lo sea más si cabe. Un claro ejemplo reside en el balón hinchable que está disponible en Cosasdeboda.com.

 

No se trata de un esférico cualquiera, sino que el mismo se caracteriza tanto por sus considerables dimensiones –superando los veinte centímetros de diámetro– como sobre todo por recrear algunos de los emoticonos más famosos en la actualidad. Estas pequeñas imágenes ya triunfaron en su momento con el auge de MSN Messenger, pero debido a la proliferación de las apps de comunicación instantánea hoy en día son incluso más populares que antaño.

 

De hecho, a los más pequeños de la casa les encantan, ejemplificándolo el éxito de la película Emoji estrenada en verano del 2017 y que recaudó 218 millones de dólares. Otra buena muestra son estos balones que, además, pueden ser utilizados al aire libre después de haber concluido la ceremonia.

 

Auriculares de diadema con etiqueta personalizada

 

En anteriores líneas se ha hablado del auge de los sistemas online que actualmente sirven para comunicarse en tiempo real con otras personas. En una línea similar de aumento de popularidad se encuentran los contenidos multimedia, los cuales en los tiempos que corren son reproducidos a diario por millones de personas. Es por este motivo que entregar auriculares de diadema a modo de detalles de comunión resulta todo un acierto.

 

Más allá de la practicidad que destilan, conllevando que puedan sacarle provecho tanto los niños que son invitados a la Primera Comunión de tu hijo como incluso los adultos –puesto que disponen de una estructura ajustable a las dimensiones de la testa de cada individuo–, lo cierto es que también causan un impacto muy positivo a nivel visual.

 

En primer lugar ha de ser mencionado el hecho de que están disponibles en diversos colores, tales como azul, blanco y rojo. Pero lo más destacable es sin duda alguna las posibilidades de personalización que ofrecen, concretamente eligiendo el tipo de etiqueta y posteriormente introduciendo detalles que aparecerán reflejados en ella.

 

Concretamente es posible personalizar la etiqueta con el nombre del peque y, por supuesto, la fecha de la celebración de carácter eucarístico. De esta manera el recuerdo permanecerá imborrable en todos y cada uno de los asistentes.

 

Láminas a modo de libros de firmas

 

Por último toca hablar del detalle de comunión que le entregarás a tu propio hijo. En este sentido uno de los que más ilusión suele hacerles es aquel conjunto en el que sus respectivos amigos tienen la posibilidad de incluir una dedicatoria con su nombre e incluso un mensaje.

 

En efecto, hablamos del libro de firmas, el cual no puede faltar en ninguna celebración eucarística que se precie. Concretamente existe un modelo que destila originalidad por los cuatro costados, tratándose de una lámina idónea tanto para ellos como para ellas.

 

Las niñas se ven reflejadas en la lámina con un dibujo que recrea a una jovenzuela, mientras que los niños hacen lo propio con una ilustración masculina. En ambos casos, sea cual sea el modelo elegido, el pequeñín aparece junto a un árbol debidamente dibujado.

¿Ello a qué da pie? Básicamente a que los invitados puedan escribir su nombre y el mensaje que consideren oportuno en las hojas del árbol, conformando un conjunto visual muy atractivo a la par que original. Gracias al considerable tamaño de la lámina, la cual abarca unas dimensiones de 42×29,5 centímetros, es ideal para colocarla posteriormente en el dormitorio de tu hijo con un marco a juego.

Deja un comentario.

Tu dirección de correo electrónico no será visible. Los campos obligatorios están marcados con *