Molduras laminadas para los acabados de tu hogar


La decoración y el diseño de interiores es una actividad netamente ligada al espíritu humano y a la esencia de las personas, nos encantamos con la decoración de nuestras salas y de los ámbitos de trabajo, disfrutamos de estar a gusto en todos los lugares que transitamos. Se trata de percepciones y de sentirnos cómodos, no solo para nosotros mismos sino también para todas las personas que recibimos.

Existen distintos aspectos que tenemos en cuenta a la hora de decorar, algunos son inherentes a la construcción. En esta oportunidad tenemos como referencia los acabados del hogar los puedes ver aquí, todas esas molduras que son necesarias y funcionales a la humedad, a la colocación de los pisos, pero también que tienen una perspectiva estética, y que terminan definiendo el estilo general y el ambiente de un hogar, de una sala o de una habitación.

La mejor opción para los acabados de tu hogar  son en la actualidad las molduras laminadas, esto es la recomendación de cualquier arquitecto o diseñador de interior. Se trata de un producto industrial de alta calidad que  por defecto se puede encontrar en múltiples modelos y estilos. Para la elección de las molduras o como también se la conocen “zoclos”, uno debe tener en cuenta el tipo de piso colocado o a colocar, como también la mesada o los marcos de las ventanas. Es cierto que las molduras se pueden utilizar para distintas terminaciones, pero en los pisos es su mayor necesidad.

Existen distintos tipos de molduras con diferentes funciones, las más solicitadas son por ejemplo moldura expansión o “t”, moldura de adaptación, moldura de bordes, moldura nariz de escalón, moldura pecho paloma, cuarto bocel, etcétera. En el siguiente enlace dejamos una lista con más ejemplos de tipos de molduras laminadas.

El laminado es un proceso de tecnología de fabricación de madera que permite que los productos lleguen a los usuarios sin quiebres o rupturas naturales, y además ofrece una vida útil mucho más longeva y que solo requiere de los tratamientos comunes de pintura y cuidado. La calidad de los productos laminados es de carácter industrial y es el método más utilizado para el acabado de los pisos.

A saber, la colocación de las molduras es muy sencilla y ya viene preestablecida de fabrica por lo que cualquier albañil o si lo quiere hacer uno mismo, debe seguir solamente los pasos para colocar las molduras de forma correcta en el lugar donde corresponden.

Existen una gran diversidad de modelos y la terminación que se logra con el laminado sin dudas da un valor estético incomparable, los pisos lucen mucho mejor a partir de la colocación de las molduras, y se termina de definir un estilo, depende mucho si se eligen tonos de madera más clásicos o si se va por la elección de los modelos modernos, propios más de ambiente de trabajo o de oficinas. En realidad existen muchas opciones certificadas por las grandes marcas, además de empresas dedicadas y especializadas en este tipo de productos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *